In Memory of

Maria

Luisa

Siguenza

(de

Paz)

Obituary for Maria Luisa Siguenza (de Paz)

En la mañana del día 4 de Marzo de 2022 María Luisa Siguenza de El Salvador. Murió a los 97 años en Waco, TX.

María Luisa Siguenza nació en Tenancingo, El Salvador el día 21 de Junio del 1924. Sus padres fueron Felipe y Dolores de Paz. María Luisa se casó a los 30 años con José Siguenza en el año 1955. A los dos años tuvo su primer hijo. Tuvieron 3 hijos, Estela, Nelson, y Lidia.

Mario Luisa fue ama de casa y amaba a Dios. Fue conocida por su buen sentido del humor y su sonrisa contagiosa, fue una mujer adorable entre sus amigos.

Sus padres Felipe y Dolores fallecieron mucho antes. Le sobreviven sus hijos Estela, Nelson, y Lidia, a 12 nietos, 13 bisnietos, y un tataranieto. La vamos a extrañar, por siempre la recordaremos por su sonrisa y su fortaleza. Siempre fue una mujer de fe, generosa, y fiel creyente de Dios.

Le doy gracias a Dios hasta el día de hoy por muchas cosas que han pasado en mi vida. Muchas cosas que gracias a ella yo agradezco porque ella fue una madre que con mucho sacrificio , con muchas penas y siempre nos sacó adelante con su amor. Su carácter y manera de corregir soy la persona que soy, y se lo voy agradecer hasta el último día de mi vida-Nelson

Ella siempre fue una mujer muy querida por todos. Su forma de ser, fue una mujer luchadora que con su sacrifico siempre nos sacó adelante. Tuve la bendición de compartir mas tiempo a su lado y siempre voy a vivir agradecida con ella, siempre la llevare en mi corazón-Lidia

La Niña Luisa era un ángel en forma de humana. Era muy amorosa, le encantaban las plantas y las flores. Decía que lindas esas flores; que lindo este día. Le encantaba pasar su tiempo afuera y siempre fue muy activa. Tenía mucha energía y jugar con los niños. Ella fue una reina, una mujer hermosa por dentro y fuera y no hay palabras para describir el amor que daba. Con un gran dolor nos despedimos de ella y celebramos la gran mujer que fue. Nos veremos pronto en el cielo y la felicitamos porqué está en los brazos de nuestro padre. De todas las cosas hermosas qué hay en este mundo nada se compara a esta gran mujer y el amor que nos dio- Ivania.